EL DERECHO “SUBJETIVO”. Primera parte.

blindfolded-2025474_1280

EL QUE NO “SE RELACIONA EN LOS LIBROS”.

Cuando te dedicas a la mediación y vienes de un mundo como el del Derecho, eres capaz de darte cuenta que existen una serie de “DERECHOS” que las personas consideramos adquiridos o necesarios y que no están disponibles en un texto al uso; aún no he encontrado ningún texto que relacione como se posee el amor del otro, el respeto o la necesidad de vinculación que tenemos con nuestro género, aunque si se establece que consecuencia jurídica debe tener el daño producido a otro por dejar de amarle o por expulsarle del grupo.

Nuestra Ley de mediación habla de que sólo son susceptibles de sometimiento a mediación los derechos y obligaciones de carácter subjetivos que se encuentren a la libre disposición de las partes y que ellas podrán acordar las consecuencias jurídicas que estimen oportunas. Lo que llega a mediación son pretensiones que han derivado de quizás una situación de conflicto de carácter jurídico, aunque ninguna ley existente pueda darles “la solución” que necesitan. Quizás la norma que regula como resolver su conflicto les produce inconformidad, disgusto y con ello un agravamiento del conflicto que pretendían resolver.

A mediación llegan personas que siendo titulares de derechos y obligaciones de carácter subjetivo, al ejercitarlos, se encuentran con un conflicto de “intereses”.

El derecho subjetivo está definido como aquel conjunto de potestades o facultades jurídicas que son inherentes a las personas por razón de su naturaleza, contrato o cualquier otra causa admisible en Derecho; en contraposición al mismo, podemos afirmar que los derechos objetivos son el conjunto de normas de carácter social que se encaminan a regular la conducta humana. De esta forma, ocurre que lo que para unos es aceptación para otros supone sometimiento.

 

rope-2322774_1920

Entonces que ocurre si el ejercicio de mi libertad supone lesionar la libertad de otro?

La libertad es un derecho subjetivo. La libertad es un derecho objetivo.

ledge-2203667_1920

Ya tenemos el conflicto montado.

Cuando el ejercicio de mi libertad supone lesionar la libertad de otro. Ya no te amo y quiero dejarte. Yo te sigo queriendo y quiero que permanezcas conmigo. Además firmamos un “documento” que nos “vinculó amorosamente” y que como tal es de obligado cumplimiento?. Quizás no tuvimos documento porque nuestro amor no podía contenerse en un papel, aunque ahora si deseo que un documento recoja “los términos en los que no nos queremos” y las consecuencias que produce que nuestro amor se haya terminado?.

Cuando trabajas en mediación con una pareja que no “se ha casado” y que se encuentra sin recursos para gestionar las consecuencias de la ruptura de su vínculo por no tener “ese papel que no vieron necesario cuando se amaban”…es entender que las relaciones jurídicas casi siempre tienen su origen en una “relación”, en una “vinculación personalísima”. Todo lo que se genera después puede “recolocarse” gracias a la mediación. El cuidado de los hijos, las responsabilidades familiares, los bienes o propiedades obtenidos…la familia es un ente que crece y se modifica como los seres que lo componen. El cambio de paradigma familiar exige que las normas se adecuen a los cambios. Los derechos objetivos nos darán las pautas para que esa pareja pueda a través de su voluntad discrecional (esa que es única e intransferible) suplir las consecuencias de su nueva situación. Y que esas consecuencias sean válidas socialmente y se pueda pedir que se respeten.

No obstante el Derecho posee una teoría que es la de los propios actos y que nos recuerda que no es consecuente ir en contra de nuestras propias acciones; es decir, yo amaba y ya no amo, no pueden obligarme a volver a amar o mantenerme con quien no amo, aunque si es consecuente recordar que amar tiene unas consecuencias y dejar de hacerlo también. Tan solo hemos de ser conscientes que tales consecuencias conllevan una responsabilidad y ahí es donde debo “someterme” a cuanto menos reconocerlas.

Sigo reflexionando….

 

 

 

 

 

 

 

En esta era de la información “inmediata”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s