El negocio de la mediación.

 Seguiré fomentando la necesidad de algunas “asociaciones” de obtener valor adicional en el ejercicio de la mediación. Se dice, se habla, se comenta que la mediación no llega a establecerse en la sociedad porque no hay “calidad” en los mediadores; de la cantidad no se dice nada porque es evidente que somos muchos aunque no hay mediaciones “reales” que nos mantengan como “profesionales” de la misma sin atender a nuestras respectivas profesiones de origen (los mediadores somos abogados, procuradores, jueces, notarios, trabajadores sociales, médicos, arquitectos…..)Es decir, no se puede” comer de la mediación”.

Lo cierto es que no conozco a nadie que habiendo recibido una buena “formación” en mediación, se haya quedado impávido y sin ganas de arreglar el mundo utilizando este método. Mi profesión de origen es el Derecho y la beligerancia se nos enseña desde el primer año de carrera , de ahí que quizás sea en el entorno del Derecho donde se está haciendo más hincapié en la difusión de la mediación; jueces y Tribunales comenzaron con esta labor ya que son los que recogen los “conflictos” con la intención de que sean ellos quienes los resuelvan, cuando lo cierto es que somos los abogados los primeros que recibimos a los ciudadanos con “problemas”. De ahí que Abogados y Procuradores, Jueces y magistrados, notarios y registradores hayan constituido numerosas “asociaciones” con la intención de promover y difundir la mediación. Somos tan endogámicos que este articulo será leído en su mayoría por mediadores, aunque quizás si lo lee algún profano en la materia reciba que “este sector” también está “liado”, es decir, forma parte de panorama nacional y estamos sin saber como se hacen las cosas: mediaciones gratuitas o no…..controles de calidad o no……sesiones informativas obligatorias o no…….la eterna disquisición que se origina cuando hay que elegir, porque surge la duda ante lo que dejas.

Ahora podría comenzar con una “ristra” de “ y si…?…..aunque no lo haré porque no deseo rellenar “papel” de forma inútil, sino transmitir una realidad y es la siguiente: LA MEDIACION SIEMPRE SI O SI. Sin más y por encima de todas las cosas, como un acto de fé .Porque la mediación ejercida en el ámbito que se ejerza es beneficiosa y aporta el valor de la comunicación limpia y honesta: Si me distraigo como mediadora en entender si mi modelo de mediación está orientado hacia una gestión avanzada, para obtener mayor rendimiento ante la competitividad, me ocuparé de desarrollar estrategias que me hagan “la mejor” entre mis compañeros mediadores; quizás tenga que subir mis precios para establecer un mayor valor de nuevo ante mi servicio, porque claro no serían compañeros sino competidores. En este sentido “PAGARÉ LA CUOTA” de aquella Asociación que me dé el valor que creo necesario obtener: un pin, un logo, una marca……Quede claro que no critico ni infravaloro lo que está siendo una realidad y será un hecho en breve (Asociaciones que pretenden generar ya “una marca” de calidad en la mediación). Tan solo salgo a ofrecer una visión distinta, la de la transversalidad, la de la transparencia, esa que dice que TODOS los que median Saben estar, hacer y ser MEDIADORES, aunque no coincidan conmigo. De no ser así la propia equidad natural del sistema les pondrá donde merezcan estar.

Mientras tanto y si no les importa, seguiré difundiendo la mediación como el mejor método de resolver conflictos, como la mejor de las maneras de vivir en sociedad y como el futuro que nos salvará de no desaparecer “engullidos” por nosotros mismos, porque la mediación no solo es una profesión novedosa, es un sistema de vida, una de las mejores herramientas que preservan al hombre de si mismo cuando se relaciona en sociedad: la COMPETENCIA. Entender que “GANAR” en oposición con otro no es el objetivo; luchar por ser una mejor versión de nosotros mismos como mediadores sea donde fuere, en una Asociación de marca Vip o de forma autónoma, no es relevante si soy REPONSABLE de mi trabajo .Permitiendo y confiando en que el ciudadano , todos nosotros, podemos volver a ser responsables de lo que nos ocurre, sin culpas.

Espero que TODOS lo que trabajan por la Calidad en la mediación recuerden valores como la transparencia, la participación ciudadana y la cooperación de carácter horizontal, referentes en mi humilde opinión para sanear “el sistema”. Mientras tanto yo seguiré mediando…….

María Jesús Hernández Verde.

Mediadora.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s